FORO DE ESPAÑA
Login Registrarse FAQ Miembros Buscar FORO DE ESPAÑA





11822. La irracionalidad de los mercados

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión » Economía
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
Herodoto





Registrado: 01 Ago 2008
Mensajes: 28
Ubicación: Zaragoza



MensajePublicado: Mar Mar 10, 2009 11:45 am    Asunto: 11822. La irracionalidad de los mercados Responder citando

El pasado miércoles conducir por algunas partes de Madrid fue más complicado que de costumbre. Más tarde me enteré que el responsable era un, al parecer, ilegal cartel de Telefónica situado en la azotea de un edificio en la Avenida de América. Ese cartel, que anunciaba (ya ha sido retirado) el número de información de Telefónica 11822, estuvo a punto de caerse por los fuertes vientos de aquel día, obligando a hacer cortes en varias calles.

No es este el único número de información que tiene Telefónica. Cuando era una empresa pública, existía un número de información gratuito, el 003, que más tarde pasó a ser el 1003 y por último, con la privatización, el 11818. Este último número ya era de pago, pero las tarifas estaban fijadas por la administración y eran relativamente baratas.

Actualmente el servicio está "liberalizado", pero la explotación de dicho número es subastada directamente por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio por un periodo de 3 años. De un modo u otro, dicho número siempre ha sido gestionado por Telefónica. Pero esto no impidió a la antigua compañía pública tener otros números de información. Es precisamente el caso del 11822, cuya diferencia fundamental con el 11818 es que las tarifas del primero son más caras.

A Telefónica le interesa más que sus clientes llamen al 11822, pero a los clientes no les interesa en absoluto, y lógicamente alguien que conozca ambos números y sus correspondientes tarifas nunca debería llamar al 11822.

La actuación de Telefónica es, analizada de acuerdo a las condiciones de un mercado perfecto, irracional: gastar dinero en vender un producto que nadie debería comprar. Pero la gente lo compra, y es porque la actuación los algunos consumidores también es irracional: Eligen de entre dos productos similares el más caro (los motivos de un comportamiento irracional pueden ser muchos, en este caso cabría achacarlo a la ignorancia). Así pues la actuación de Telefónica no es en realidad tan irracional. Le sale rentable mantener ambos números, pero reservando todo su arsenal publicitario para el más caro. El otro, es mejor que los clientes no lo conozcan.

¿Por qué mantener, entonces, el 11818? Pues porque muchos ya sabemos que ese número es más barato, así que es al que llamaremos. Si telefónica no lo quisiera, otra compañía lo haría, y aunque sus tarifas son comparativamente las más baratas del mercado, aun así sigue siendo rentable tenerlo.

Como vemos en este caso, la publicidad no es un elemento que aporte información a los consumidores. En realidad aquí su principal función es inducirles comportamientos irracionales, que consuman el producto más caro. No es este un caso aislado, en realidad la publicidad pocas veces informa (y cuando lo hace, lo hace mal), no es su función.

Quiero llamar la atención sobre un hecho. En economía se llama "mercado perfecto" al que cumple una serie de requisitos, entre ellos la racionalidad de los agentes, pero no cabe esperar un comportamiento racional si no se cumplen unos requisitos mínimos, y uno de ellos es disponer de la información necesaria. Dicho mercado perfecto no deja de ser una idealización a partir de la cual los economistas efectúan diversas correcciones, no existe en economía una ley explicita que diga "los agentes económicos se comportan racionalmente". Sin embargo, aunque no se haga siempre explícita, es una idea directriz que inspira buena parte de la teoría económica. Por ejemplo, las tan cacareadas y sin embargo inexistentes leyes de la oferta y la demanda dependen de ella. Pero también la hipótesis del ingreso permanente de Friedman, o la teoría de las expertativas racionales, de Lucas, presuponen la racionalidad en el comportamiento de los agentes. Lo explica muy bien Emilio Durkheim en "Las reglas del método sociológico":

Cita:
Así está, p. ej., la famosa ley de la oferta y la demanda. No ha sido nunca establecida inductivamente como expresión de la realidad económica. Jamás ninguna experiencia, ninguna comparación metódica se ha instituido para establecer que, en realidad, las relaciones económicas actúan según esta ley. Todo lo que se ha podido hacer, y todo lo que se ha hecho, es demostrar dialécticamente que los individuos deben proceder de ese modo si entienden bien sus intereses, que toda otra manera de obrar les sería perjudicial y que implicaría por parte de los que se prestasen a ella una verdadera aberración lógica. Es racional que las industrias más productivas sean las más investigadas, que los poseedores de los productos más solicitados y más raros los vendan al precio más alto. Pero esta necesidad completamente lógica no se parece en nada a la que presentan las verdaderas leyes de la naturaleza. Éstas expresan las relaciones según las cuales se encadenan realmente los hechos, no la forma en que sería bueno que se encadenaran.

Lo que decimos de esta ley se puede repetir de todas las que la escuela económica ortodoxa califica de naturales y que, por otra parte, no son apenas sino casos particulares de la precedente. Son naturales, si se quiere, en el sentido de que enuncian los medios que parece, o debe parecer natural, hayan de ser utilizados para alcanzar tal hipotético fin; pero no debe dárseles este nombre si por ley natural se entiende toda manera de ser de la naturaleza comprobada inductivamente. No son, en suma, otra cosa que consejos de prudencia práctica y, si ha sido posible presentarlos de un modo más o menos especioso como expresión misma de la realidad, es que con motivo o sin él se ha creído posible suponer que estos consejos eran seguidos efectivamente por la generalidad de los hombres y en la generalidad de los casos.



Como caso extremo de confianza en la "racionalidad económica", se llegan a decir cosas de este tipo:

Cita:
Se han realizado estudios sobre el comportamiento de los políticos tratando de maximizar el número de votos que obtendrán en las elecciones, sobre comportamientos de psicópatas, de militares adoptando decisiones en batallas, de cónyuges discutiendo sobre dónde pasarán sus vacaciones... y en todos los casos, los analizados han resultado haber adoptado las mismas decisiones que el concepto de racionalidad económica y el análisis económico predicen

Al quedar demostrada la potencia del análisis económico, un gran número de científicos de muy diversas ramas han adoptado estos instrumentos para aplicarlos en sus respectivos campos de estudio. Es el fenómeno que se ha llamado el imperialismo económico. La Biología, la Psicología, la Sociología, la Antropología, la Ciencia Política, la Historia.



¡En todos los casos! ¡Y vaya lista de ciencias!, solo ha faltado la física.

¿Por qué tal persistencia en que el hombre se comporta racionalmente en los mercados? Mi opinión es que la causa de esto es doble:

  • Por un lado, interesa a las clases altas mantener la ilusión del comportamiento racional de la población: Sus decisiones, y en particular sus decisiones económicas, son plenamente racionales y nadie podría, aunque quisiera, evitarlo. Aun si en algún caso anormal el individuo no se comporta de un modo racional de acuerdo a sus intereses, solo a él le es achacable el haberse apartado de la normalidad.
  • Por otro lado, interesa tambien a los economistas teoricos asumir en sus teorías el comportamiento racional de los agentes económicos. Es mucho más fácil formular una ley partiendo de la hipótesis de comportamientos racionales, pues los comportamientos racionales deberían ser siempre previsibles. Si, al contrario, el comportamiento de los agentes económicos no es previsible, muy dificilmente se podrán hacer predicciones económicas.





_________________
Ego vox clamantis in deserto
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Martín González Martínez
Site Admin




Registrado: 28 Sep 2007
Mensajes: 94
Ubicación: Valencia



MensajePublicado: Vie Mar 13, 2009 10:04 am    Asunto: RE: 11822. La irracionalidad de los mercados Responder citando

He aquí la versión corregida de mi comentario. Reitero mis disculpas por la confusión:

<<Saludos. Seguramente Herodoto no se equivoca, pero estamos en lo de siempre, “Prescripciones” nematológicas, de un tipo hijo de la cultura anglosajona, como es el fuerte componente individualista e idealista presente en el batiburrillo que solemos etiquetar como <<enfoques>> o <<paradigma>> de la <<Elección Racional>> (por cierto, de los agentes, no de los mercados como titula Herodoto) no pretenden ser otra cosa sino eso, puros contenidos nematológicos elaborados desde el Imperio y para el Imperio: además de

a) ayudar técnicamente a la labor competidora de los agentes de la economía de mercado a través de su eficacia (remunerada adecuadamente) para la predicción y la toma de decisiones sirven también para

b) justificar ideológicamente, en diversos grados, la posición no de una, sino de multitud de clases sociales sobre otras en, por cierto, no uno, sino multitud de estados enfrentados.

El caso es que como el propio Heródoto sugiere en los dos puntos de sus conclusiones, el supuesto del comportamiento racional del consumidor cumple ambas funciones, y por lo tanto no está nada claro, al menos de momento, que la asunción generalizada, "técnica", de dicho supuesto, sea nociva por nematológica, que sea para nada distáxica. Eso habría que justificarlo cumplidamente, alegando para qué estado y en qué momento es eutáxica o distáxica.

Si Herodoto se refiere a España y al caso de los números de información de la compañía Telefónica, sostengo que el hacer uso del número más caro no tiene nada de "irracional" -desde el punto de vista del <<paradigma>> o supuesto dichoso. Lo de menos es que el comportamiento de los consumidores sea psicológimamente racional o “sano” ; tampoco es lo principal que la racionalidad –innegable -de los procesos de consumo en las economías de mercado más o menos libre, sea contradictoria con los procesos de la racionalidad, digamos, eutáxica de un estado en concreto (esto no nos importa de momento como decíamos más arriba): lo importante en primer término es la elección típica propuesta en el modelo y su potencia descriptiva, predictiva, y ello desde el más corto plazo hasta el más largo plazo. Pues bien, dicha elección, la de comprar el uso del 11822 es completa porque los dos bienes ofrecidos son distintos, no son el mismo. Punto. ¡Y no hay nada ilegal en esto! La atención ofrecida es mejor, porque el 11822 es un producto que la compañía ofrece estratégicamente para que el consumidor se lo compre. El servicio del 11818 es, con toda probabilidad, mucho peor a día de hoy -lo cierto es que no lo sé y me puedo equivocar aunque me extrañaría, dado que de no ser así nadie llamaría al 11822 por mucha publicidad que acompañara su oferta, y se pueden hallar bastantes artículos sobre encuestas que apoyan esto -, y sólo es mantenido para cumplir con una norma jurídica vigente pero en buena medida superflua. No veamos engaños ni robos donde no los hay: el consumidor quiere pagar, desea pagar, y la empresa cobrar, por el uso de la línea del 11822. El 11818 queda como último término en la relación transitiva que apoya o refuerza la viabilidad del negocio del 11822, la existencia de un nicho de mercado para el mismo (en fin, la validez de la asunción del supuesto de elección racional en el consumidor): el consumidor que quiere pagar encontrará mejor servicio en el 11822 que en el 11818, y el que no quiere pagar encuentra más útil recurrir, por ejemplo, a la compra de un tercer bien de precio 0 euros, a saber, a las guías impresas y gratuitas de toda la vida. Si no sucediese así con esta tercera alternativa de elección, de nuevo hallamos que el 11818 sería más conocido y utilizado, esta vez como competidor de las guías de teléfono. Atentamente,>>



_________________
«Jure itaque te jam pridem aurea Roma caput gentium concupivit, et licet te sibimet eadem Romulea virtus primum victrix spoponderit, denuo tamen Gothorum florentissima gens post multiplices in orbe victorias certatim rapuit et amavit» ISIDORUS HISPALIENSIS
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Martín González Martínez
Site Admin




Registrado: 28 Sep 2007
Mensajes: 94
Ubicación: Valencia



MensajePublicado: Dom Mar 15, 2009 12:31 am    Asunto: Corrección Responder citando

Saludos. Me acabo de dar cuenta de que yo he comparado un número acerca del cual Herodoto no había hablado. Lo cierto es que es el más utilizado: el 11888. Precisamente como producto equivalente al servicio ofrecido por éste diseñó Telefónica el servicio de información del 11822. Dicho esto procedo a corregir mi comentario. Y pido disculpas por habeme confundido, debí haber repasado el comentario justo tras esceribirlo. Atentamente,



_________________
«Jure itaque te jam pridem aurea Roma caput gentium concupivit, et licet te sibimet eadem Romulea virtus primum victrix spoponderit, denuo tamen Gothorum florentissima gens post multiplices in orbe victorias certatim rapuit et amavit» ISIDORUS HISPALIENSIS
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Herodoto





Registrado: 01 Ago 2008
Mensajes: 28
Ubicación: Zaragoza



MensajePublicado: Lun Mar 16, 2009 11:31 am    Asunto: Responder citando

Saludos, Martín. En primer lugar agradecerle su réplica, de la que tengo que decir que me ha hecho pensar. Efectivamente, el término "racional" es ambiguo y puede referirse a multitud de cosas: tanto al sistema en su totalidad como a cada uno de los agentes que operan en el sistema. Y aun sería posible distinguir entre varios tipos de racionalidad en cada uno de esos casos. El que todas esas "racionalidades" sean compatibles entre sí (o hayan de serlo) no es en absoluto obvio. En realidad suponer tal cosa sería tomar una posición ideológica.

Disiento sin embargo en una cuestión de detalle. El servicio que da el 11818 es bastante bueno para un uso habitual. Yo mismo lo he usado varias veces y siempre satisfactoriamente. En todo caso, sea cierto o no, sostengo que si la gente llama a otros números no es porque sea consciente de que en ellos vaya a recibir un servicio mejor, sino más bien por ignorancia. En el momento en el que sientan la necesidad de buscar un número de teléfono y no tengan una guía telefónica a mano (o necesite la guía telefónica de otra comunidad) posiblemente llamará a alguno de los números de información que conozca, y si conoce el número 11818 no va a ser precisamente por la publicidad que telefónica hace de él.

En cualquier caso yo no me quise referir específicamente a España ni a los números de información telefónica, los cuales solo fueron una escusa para escribir mi artículo. Éste pretendía ser más bien una reflexión general.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión » Economía Todas las horas son GMT
Todas las horas son GMT
Página 1 de 1


 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro



Mapa del sitio - Powered by phpBB © 2001- 2004 phpBB Group
Designed for Trushkin.net | Styles Database

Crear foro | foros de Politica | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para vps hosting especialidado en foros phpbb ssd en Desafiohosting.com