FORO DE ESPAÑA
Login Registrarse FAQ Miembros Buscar FORO DE ESPAÑA

El anarcoliberalismo y el Día del Juicio Final.

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión » Economía
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
José Miguel





Registrado: 16 Sep 2009
Mensajes: 278


Sexo:Este usuario es un Hombre

MensajePublicado: Lun Jun 07, 2010 11:47 pm    Asunto: El anarcoliberalismo y el Día del Juicio Final. Responder citando

Los septimianos vuelven a atacar. Creen que nos vamos a achantar por aquí y están muy equivocados. Han usado la misma foto del gran Von Mises que yo uso en este foro para atacar (“El kantiano y formalista Von Mises. Bajo su icono se enmascaran muchos sujetos «liberales»”).

Ah, antes de "entrar a matar" en argot taurino voy a deciros una cosa. Quiero agradecer a ese gran filósofo asturiano de ideas marxianas, al que le tengo también mucha admiración aunque a veces se le vaya un poco la pinza, pues es mi principal musa de inspiración cuando me encuentro algo aburrido y no tengo contra quien soltar mis frustraciones cotidianas, que no son pocas. Sirvan estas palabras para rendirle el merecido homenaje a este individuo. Sin él nuestro foro de España se vería abocado al mayor de los aburrimientos. Gracias por darnos la vida por aquí con tus grandísimas ocurrencias. Eres muy grande y sé que todos los días te asomas por aquí para leernos. A lo mejor un día de estos hasta te suscribes enmascarado bajo algún pseudónimo y nos divertimos más. Tú mejor que nadie sabes que los Foros de Nódulo están muertos como vaticinó Zarpax hace mucho tiempo, por mucho que hoy los hayas llenado de mensajes que nadie responderá. Sabes que Zarpax acertó cuando fundó este foro al que tendrás que plegarte más tarde o más temprano si quieres que alguien lea tus ocurrencias. Anímate, cada día somos más aquí y cuando ponemos en Google la expresión Foro de España es la tercera entrada que nos encontramos. ¡Realmente grandioso! Mi otra musa es Belén Esteban. Me soplan que puede ser el nuevo fichaje de El Revolucionario.

En cuanto al artículo que nos dedica Promacos, como siempre sin hacer una mención a este importante foro, hay que decir que la concepción metafísica de la Economía que estos individuos emplean pide el principio completamente. Sólo hay Economía si hay Política, si hay Estado. Hay Economía porque hay Estado. Por tanto, la Economía sólo podrá empeorar cuanto menos intervenga el Estado el ella. Pero con negar que exista la Economía sin los estados no se elimina la realidad, ni el inmenso daño que le hacen los Estados a la Economía cuando la intervienen de esa manera. Para estos no ha pasado nada por culpa del intervencionismo hasta la caída del Muro. Bajémonos del mundo de Alicia en el que vive Promacos. De hecho se da una constante que no falla: cuanto más intervencionistas han sido los Estados (pongamos por caso los países comunistas del Pacto de Varsovia o la actual Cuba) más distáxicos han sido porque al final la ruina económica ha acabado con esos Estados. Es un ejemplo muy claro del daño que hace el intervencionismo en la Economía y del grave error que supone creer que todo es Economía política. No escarmientan estos viejos marxistas travestidos de septimianos. Se cargaron el mundo una vez y siguen por el mismo camino. Se deberían de dar cuenta de una señal muy evidente: allí donde se libera un poco la economía (es decir, donde se libera un poco de las zarpas del Estado), los individuos viven mejor. Allí donde hay menos impuestos, donde la presión fiscal sobre el empresario y el individuo es menor, el comercio crece y la economía sube. Esta máxima se da en todas partes y en todas las épocas. Sólo esto tendría que indicarles a los septimianos que algo falla en su teoría, algo no funciona. Cuanto más liberal, más riqueza, más beneficio económico. Cuanto más intervencionismo, más pobreza. Lo estamos viendo ahora. Gobierna el PP y con menos presión fiscal y privatizaciones España se mantenía a un nivel económico altísimo. Entra el PSOE empieza a subir impuestos y a meter dinero en las cajas de ahorro: la gran tragedia. No escarmentamos. Más liberal, más riqueza. Más socialista, más pobreza y más distaxia incluso. El intervencionismo de países como Grecia lo están sumiendo en una pobreza de la que no saldrán en muchas generaciones. Es como darle más alcohol al borracho para retardar aún más su resaca. Los liberales, aunque Promacos no lo crea, no son todos iguales. Por ejemplo, Alberto Recarte cree necesaria la intervención porque en el fondo él no es liberal auténtico, sino dentro del orden de los Estados actuales (ésta es la corriente liberal más común). En cambio el anarcoliberalismo, que es el verdadero liberalismo y el verdadero capitalismo, tiene muy claro que hay que dejar que los Estados se hundan o que se mantengan sólo como guardianes de las normas, pero sin meterse en las economías que se dan a escala individual o de empresas. Hay que aprovechar este momento para acabar con este nefasto sistema socialista encubierto que nos está llevando a la ruina. Si el Estado ha falseado el dinero bajando los tipos de interés como le ha dado la gana, derrochando el dinero limpiamente ganado por los ciudadanos, ordenando a los bancos centrales que funcionen con un coeficiente fraccionario que en otras épocas de la Historia hubiera servido para ahorcar a más de un usurero tramposo… Si el Estado ha hecho todas esas barbaridades más propias del Gosplan soviético que de una economía liberal, lo que tiene que hacer el Estado es rectificar inmediatamente liberando la economía de verdad o desaparecer y dejar que nos organicemos de otra manera. Puede ser muy doloroso para nuestra generación pero no podemos dejarle el mundo hecho unos zorros con deudas imposibles de pagar a nuestros hijos, nietos, bisnietos, etc. Eso es lo que estamos haciendo poniendo artificialmente un dinero que se ha gastado porque unos irresponsables desde los bancos centrales pusieron los tipos de interés como les dio la gana y otras muchas barbaridades. El intervencionismo se lo ha cargado todo y ahora nos pretenden narcotizar aún más prolongando este falso estado de euforia y felicidad estúpida con más intervencionismo. El puñetero estado del bienestar y los puñeteros Estados. Hoy “salvamos” Grecia, mañana Hungría, pasado mañana España, más tarde Dios dirá… ¿Creen los septimianos que vamos a alguna parte así? ¿Qué será lo próximo cuando ya no haya dinero para salvar a los Estados? ¿Una guerra mundial? Todo para salvar el control de los Estados sobre la Economía. El maldito socialismo. A pesar de que liberales como Huerta de Soto han demostrado la imposibilidad del socialismo y del control centralizado de la Economía por parte de los Estados, han seguido interviniendo el mercado como si nadie lo hubiera advertido. Promacos es muy políticamente correcto. No quiere darse cuenta de que si algo sobra, no debe de existir. Si Grecia tiene que tirar la mitad de sus empresas porque son improductivas e innecesarias, ha de hacerlo. Y mejor que lo haga ya. Si un banco tiene que cerrar porque ha prestado por proyectos que no tenían sentido, ha de quebrar. Sólo dejando de intervenir y falsear las condiciones del mercado, que es lo que se vuelve a hacer cuando se interviene a un país para “salvar” su economía, se podrá entrar en la resaca y superar la crisis. No queremos más Estados socialistas salvamundos. No queremos a septimianos con el complejo de Jesucristo que quieren salvarnos de ellos mismos, de sus políticas trasnochadas que han llenado el mundo de miseria y terror. No vamos al juicio Final, no. Nos llevan directamente al averno.


Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
José Miguel





Registrado: 16 Sep 2009
Mensajes: 278


Sexo:Este usuario es un Hombre

MensajePublicado: Mar Jun 08, 2010 8:10 pm    Asunto: Responder citando

Juan Ramón Rallo ha replicado a Promacos, y el repaso que les ha dado ha sido de los que hacen afición. Después de esta dura crítica me imagino que Promacos se lo volverá a pensar antes de hacer el ridículo de nuevo con su trasnochado marxismo que cayó con los últimos cascotes del Muro de Berlín. Lean y disfruten. No todos los días el maestro Rallo se va a ocupar de esta gente. Zarpax, disfruta, que te va a gustar mucho.

Cita:
Réplica al Grupo Promacos

Me pasan un curioso artículo del Grupo Promacos titulado El anarcoliberalismo y el Día del Juicio Final. Básicamente es una crítica al diagnóstico que la Escuela Austriaca de economía efectúa sobre la crisis actual. Los argumentos no me resultan novedosos porque ya se vienen repitiendo desde hace un tiempo en los frentes más variopintos. La última vez que me insistieron en ellos fue en el interesante ciclo de conferencias de la Fundación Gustavo Bueno, en la que tuve la ocasión de participar.

Básicamente, las críticas son: a) no existe una economía desligada del Estado y por tanto este no puede verse como un disruptor del orden natural del mercado y b) dado que cada parte de la sociedad presta servicios que van más allá del beneficio continuado, no tiene sentido reclamar que las empresas ineficientes quiebren pues entre otras cosas originarían una insuficiente demanda para absorber toda la producción de EEUU, lo que degeneraría en una crisis de civilización.
No voy a extenderme pero:

1. La primera crítica es una finta para no entrar en el debate económico de fondo. Para ocultar que el Estado puede crear –y de hecho crea– ciclos económicos recurrentes, se argumenta que no es concebible una sociedad sin Estado ni una economía sin política. Un completo non sequitur. La economía del ciclo económico de la Escuela Austriaca no arguye que la existencia del Estado genera crisis (en cuyo caso, quien opone que el Estado es indispensable en el capitalismo podría argumentar que las crisis son una consecuencia de nuestro orden social capitalista), sino la interferencia del Estado con la moneda y con el crédito y, muy en particular, la interferencia de tipo inflacionista. Negar que el Estado haya podido causar la crisis porque se vea al Estado como imprescindible es idéntico a negar que un Estado pueda causar una devastación nuclear si decide bombardear un territorio porque se vea a la Defensa como indivisible del Estado. Con estos mismos argumentos, tampoco se podría decir ni que la crisis es consecuencia de la desregulación, ni de la avaricia, ni de las decisiones financieras erróneas de los agentes ni de nada, porque el sector privado, el crédito, el dinero, los bancos y las empresas también son parte esencial del orden económico y político. Es decir, nos atamos de manos para explicar cuáles son las causas de lo que observamos y de lo que no observamos. Siendo verosímil que no sea posible economía sin política, desde luego es inverosímil que no sea posible economía sin inflación del crédito. He ahí el quid de la cuestión para refutar o validar la teoría austriaca en el que no se entra.
2. Y quizá no se entra porque la teoría económica que subyace a estas críticas es bastante pobre, apenas un destello intuitivo de la vulgares teorías de la sobreproducción marxista y del subconsumismo keynesiano. Tanto caricaturizó Keynes a la Ley de Say que parece que la inmensa mayoría de la profesión económica se ha olvidado de lo que tenía de válido. Por resumir: los españoles compramos a Estados Unidos pagándole en última instancia con lo que producimos hoy o con lo que produciremos mañana (deuda). Y viceversa: Estados Unidos compra a España con lo que produce hoy o mañana. ¿De verdad seguimos pensando que conservando la estructura productiva actual de España (ladrillo, ladrillo y más ladrillo), es decir, evitando cualquier quiebra, conseguiremos seguir comprando la mercancía de Estados Unidos? ¿A cambio de qué, exactamente? Porque para poder comprar su mercancía, antes, durante o después tenemos que venderles la nuestra. ¿Acaso los estadounidenses quieren comprarnos nuestra mercancía? Tengo serias dudas, ya que precisamente por eso, precisamente porque no la quieren comprar, muchas de nuestras empresas pierden dinero y están al borde de la quiebra. Si quisieran lo que les ofrecemos, lo comprarían y entonces ni tendríamos pérdidas, ni empresas al borde de la quiebra ni, vaya por donde, crisis. De hecho, porque no pasan estas cosas es por lo que estamos en crisis y por lo que nuestras empresas deben quebrar y reestructurarse: para poder producir lo que los estadounidenses (u otros potenciales compradores) quieren y así poder comprarles con nuestra mercancía, su mercancía (esto es, no hay ni puede haber una sobreproducción general de mercancías, sólo una sobreproducción de mercancías en generales, esto es, una mala o incorrecta producción de mercancías que debe ser corregida y readaptada). De otra forma no funciona la división del trabajo. Pero sostener que la crisis se soluciona manteniendo la demanda es un puro razonamiento circular: nuestras empresas quiebran porque no nos compran desde fuera; como no nos compran no podemos comprarles; como no les compramos no nos pueden comprar; y por tanto hay que comprarles su mercancía vendiéndoles aquella mercancía nuestra que desde un comienzo no nos querían comprar. Tal vez el problema esté en que hay que cambiar el tipo de mercancía producida y, sobre todo, la manera de producirla (estructura de bienes de capital). Pero aquí ya entramos en una rica teoría del ciclo económico en cuyos razonamientos, por principio, para muchos es mejor y más prudente no entrar.


Nos estamos divirtiendo mucho viendo cómo a estos marxistas salvamundos de la Séptima por fin se les planta cara. En este foro fuimos los pioneros pero ya vemos que el frente se amplía por otras partes gracias a nuestras acciones. Me alegro muchísimo. ¡No más mentiras!


Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
José Miguel





Registrado: 16 Sep 2009
Mensajes: 278


Sexo:Este usuario es un Hombre

MensajePublicado: Mar Jun 08, 2010 8:20 pm    Asunto: Responder citando

Zarpax, cuando vuelvas de tus vacaciones no te vas a imaginar la que tenemos liada por aquí. La guerra contra los septimianos está más caliente que nunca. Je, je, je. Pásalo bien en las Canarias. Cuando vuelvas hay que seguir con la guerra. Por aquí mientras no hemos dejado que el foro se hunda. Lo estamos manteniendo bien alto con polémicas y ataques. ¡Como debe de ser un buen foro! Esto está más vivo que nunca. El frente liberal contra los trasnochados septimianos. Esta victoria va por ti, Zarpax.


Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
zarpax
Site Admin




Registrado: 27 Sep 2007
Mensajes: 618
Ubicación: Barcelona

Sexo:Este usuario es un Hombre

MensajePublicado: Mie Jun 09, 2010 9:17 am    Asunto: Delirios de "izquierda". Responder citando

¡Ya soc aquí!
Lamento no participar tanto como quisiera en este debate entre bambalinas (bambalinas las de ellos que se ocultan en eso del "grupo" Promacos). Estoy liado con otras cosas que me absorben mucho tiempo (leer al teólogo Hans Urs Von Balthasar que nada tiene que ver con todo esto y que les recomiendo mucho).
................

Promacos comienza diciendo que Von Mises "fue uno de los principales autores del movimiento conocido como «libertarianismo»" (???) cosa absurda pues este movimiento es predominantemente estadounidense y derivado más tarde del liberalismo laissez faire del siglo XIX, (mayormente europeo), dice la Wikipedia.
Sea como sea a este «libertarianismo» se le supone de "derechas" (contrario, entonces, a las tesis de Promacos que se sitúa en la "Séptima" in-generación o pre-generación de izquierdas sin duda alguna..., pero es el libertarianismo de izquierdas el que "se opone a la legislación que restringe las relaciones sexuales privadas consensuales entre adultos (e.g., el sexo gay, el sexo no marital, el sexo no convencional), el que se opone a la legislación que restringe el uso de drogas, a la legislación que impone posturas o prácticas religiosas sobre los individuos, y al servicio militar obligatorio. Por tanto Promacos -como no está por todo esto de las divinas "izquierdas"- es forzosamente de "derecha" (por ejemplo, tiene Patria, mientras que el Manifiesto comunista la niega para los proletarios).

Promacos dice que "La acción humana (1949)...... está basada en el formalismo de la filosofía idealista alemana, especialmente en los postulados de Kant y Fichte sobre la buena voluntad, sin condicionamiento material ni externo a la propia conciencia que pueda considerarse".
Esto es una superchería que pasma por su gratuituidad. Misses no nombra ni a Kant ni a Fichte en su obra, mientras que sí cita profusamente a Marx o a Hegel ( a Marx 14 veces, a Hegel el estatalotra lo cita 5 veces, por citar a dos que no serían recurridos por el Grupo Promacus.

¿Es que Promacus ignora que fue Fichte uno de los principales estatistas e intervencionistas (meramente teóricos) en su "utopía socialista"? Von Mises habla algo de esto en su Gobierno Omnipotente (Unión editorial, pág. 77, aparcando semejante exabrupto, eso de que Fichte es un idealista que ha influido "especialmente" en él, en Von Misses) y Bueno dice de Fichte que "escribía para el destino de la nación alemana..." Pero es que Fichte es antes que nada el propietario de "su Estado comercial cerrado" en el que sacrifica el liberalismo económico a la libertad individual..., por tanto es todo lo contrario de Von Misses y del liberalismo actual o austriaco.

Los de Promacos dicen:<<En base a ese formalismo, Mises afirmó que la Economía no depende de los datos observables, sino de unos principios a priori equiparables a los de las ciencias puras como las Matemáticas, la Lógica o la Geometría.>>

Pero esto es suponer sencillamente que Von Misses es tonto..., que es tan necio y lerdo en esto como el entero Grupo Promacos que ignora que Misses sabía y pensaba muy racionalmente que <"nuestro mundo está regido por la casualidad, existiendo relación cuantitativa entre causa y efecto.....El sujeto opera (el sujeto operatorio y actuante acaso antes en Von Misses que no en Gustavo Bueno) en un mundo cuantitativo, no en un orden carente del concepto de cantidad, planteamiento que resulta, incluso, inconcebible para la mente humana." (pág. 152). ¿No es todo esto muy "materialista"? Por tanto nada de todo esa falsedad de que en Von Misses "la Economía no depende de los datos observables" como dicen los Promacos. Los majos de los Promacos se guían por sus
,enconados prejuicios, y efectivamente, planes apriorísticos sobre -el enemigo- Von Misses para poder así masacrarlo a placer. No se guían por las palabras y argumentos del mismo Misses y entran así en la impostura de siempre.

Véanse los primeros párrafos de "La producción" -pues es en la producción material (Mises niega, como cualquiera, una producción `espiritual´) donde mejor se ven sus conceptos "materialistas"- (pág. 168):<"La acción, si tiene éxito, alcanza la meta perseguida (la prólepsis del MF y de los escolásticos y de toda la patrística). Da lugar al producto deseado.
La producción, sin embargo, en modo alguno es un acto de creación; no engendra nada que ya antes no existiera. Implica sólo la transformación de ciertos elementos mediante tratamientos y combinaciones. Quién produce no crea. El individuo crea tan sólo cuando piensa o imagina. El hombre, en el mundo de los fenómenos externos, únicamente transforma. Su actuación consiste en combinar los medios disponibles con miras a que, de conformidad con las leyes de la naturaleza, se produzca el resultado apetecido.">
Esto es lo que dice Ludwig Von Misses.

En mis notas a la obra de Mises tengo algo así como unas cuarenta y cinco entradas a la voz "materialismo". No voy a refutar al grupo Promacos usando todas esas citas pues ello sería un trabajo inmenso e inútil. Usaremos sólo una más para acabar:

<"Por lo demás, sería absurdo confundir las leyes del universo con las leyes políticas o con los preceptos morales que los mortales decretan. Las leyes del universo que rigen los ámbitos de la física, la biología o la praxeología nada tienen que ver con la voluntad de los individuos: son fenómenos ontológicos primarios que de modo fatal condicionan la humana capacidad del actuar, Los preceptos morales y las leyes políticas no son sino medios utilizados por el hombre para el logro de fines determinados. Ahora bien, el que tales objetivos puedan o no alcanzarse de este modo depende de las leyes del universo. Las leyes elaboradas por el hombre son apropiadas y útiles si facilitan el logro de los fines propuestos e inadecuadas y contraproducentes en otro caso. Se puede discutir su idoneidad. Pero cuando se trata de las leyes del universo, toda discusión acerca de si son convenientes o perturbadoras es vacua e inútil. Son estas lo que son; y nada ni nadie es capaz de cambiarlas. Su violación es automáticamente sancionada. Las normas de origen humano, en cambio, fácilmente quedan conculcadas en cuanto se debilita el aparato represor del Estado".> (Pág. 899).
Ya ven ustedes como todo esto no cuadra en nada con eso de que "La acción humana....... está basada sobre la buena voluntad, sin condicionamiento material ni externo a la propia conciencia que pueda considerarse"

¿Qué materialista no subscribiría todo esto de Von Misses? Unicamente aquellos filibusteros y embusteros que para leer a "su enemigo" antes se colocan las anteojeras de sus escuálidos e inmensos prejuicios.

Aparte de la crítica ya hecha por ustedes y por Juan Ramón Rallo Julián, los lugares comunes y ramplones del texto del artículo de Promacos no me inspiran demasiado y me agotan por su insulsez.

En el fondo late un reduccionismo que se enmascara en eso de que "la Economía es ante todo Economía Política,, es decir, una actividad de carácter socialista que se realiza a la escala de los Estados nacionales." al poner el acento en una defensa a ultranza del intervencionismo estatal, sobre todo en su "distribución" y no en el comercio. Se supone que "socialista" es todo lo social (pues también Hitler intervenía y "distribuía" en la escala de su "Estado nacional"..., como si Misses creyese que la "Acción humana" puede ejercitarse en el Parnaso o en la Séptima Arcadia. De entrada la obra misma de La acción humana de Von Misses es política, puesto que es polémica, y su "lucha" es una lucha en una Europa repleta de Estados "nacionales". Todo son imaginaciones para el embuste.

Hay en todo esto una crasa ignorancia de las esencias freundianas: Tabla de Julien Freund... y de la lucha perenne entre las esencias de lo económico contra lo político. Las esencias están y estarán siempre en una lucha perenne las unas contra las otras y todo liberal un poquito instruido sabe que jamás desaparecerá la esencia de lo político (la Unidad política), cuya cúspide es hoy por hoy el Estado nacional en trance de dejar de ser el Estado asistencial... Tiende la cosa hacia más "liberal", hacia el Estado "no nacional" como pretende el neoliberalismo disfrazado del zapaterismo y el obasmismo del Imperio. A su vez, todo estatalista o estatista debería saber que jamás la esencia de lo privado (que es lo económico, el interés, etc.) nunca desaparecerá a manos del Estado. Ambos reduccionismo me parece pueriles y falsos.

Así con todo:<las empresas son instituciones suprasubjetivas que desbordan con mucho los planes y programas de la vida humana individual>

Estas simplezas tan inexactas -por falsas- aburren hasta el astío. Más tarde, o cuando tenga ganas, proseguiré desde este punto tan "genial"... Ahora me voy al zapatero a que me arregle mis zapatos antes de que se de cuenta de que su pequeña empresa es una "institución suprasubjetiva" que "desborda" sus planes y los programas de su vida humano zapateril "individual".
Con todo, yo se que mi zapatero remendón es, en tanto buen empresario (Persona que abre al público) ,<"la persona que actúa con la mira puesta en las mutaciones que las circunstancias del mercado registran"> (pág. 309), y que por tanto sus "planes y programas de la vida humana individual" no son "desbordados" nunca (luego pueden venir Segarra o Lotus).

El reduccionismo estatalista pretende que sea el Estado el que todo lo haga y el que todo lo "distribuya"... La "sociedad" es el "socialismo" y el socialismo es la distribución... Pero en la economía de mercado no existe la "distribución"...(pág. 310, en nota a la cita 15 de la página anterior.) Por tanto muchísimas empresas son instituciones suprasubjetivas que no desbordan empero jamás los planes y los programas del comercio entre los consumidores por muy "heredables" que sean estas empresas (los accionistas no son "suprasubjetivos").
Fuera de la economía de mercado lo que existe es la imaginación, la phantasmata. Eso es el argumento de estos septimianos de Grupo Promacos en el futurible a distancia de sus subjetivas ilusiones.

Por supuesto, pondré una entrada a este Tema en los Foros de Nódulo. Adiós.



_________________
José Mª Rodríguez Vega

...Post eventum vani sunt questus
(“Cuando aparece el necio todo son problemas”).
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
José Miguel





Registrado: 16 Sep 2009
Mensajes: 278


Sexo:Este usuario es un Hombre

MensajePublicado: Jue Jun 10, 2010 10:25 am    Asunto: Responder citando

Tal como sospechábamos Promacos no tiene respuesta a Rallo en el terreno económico porque Promacos no tiene una teoría económica importante. Entonces se escuda en que Rallo no ha entendido bien el artículo, que sería una crítica a la Praxeología de Mises y no hablaría directamente de la crisis. Pero esto huele, una vez más, a excusa para no afrontar el problema de verdad. Aunque hay más, las dos conclusiones que extrae Rallo del artículo son totalmente pertinentes y esta gente ni siquiera se atreve a criticarlas. Promacos sólo repite la misma jerigonza una y otra vez sin importar lo que pasa en el mundo ni los argumentos liberales. Sólo volando muy alto, despegándose lo más posible de lo concreto, pueden estos septimianos moverse en una abstracción absurda donde cualquier necedad se puede decir.

Cita:
La verdad que semejante artículo no puede considerarse una respuesta en forma al de Promacos, por la sencilla razón que el publicado en El Revolucionario se hace referencia a los fundamentos de La acción humana de Von Mises, y sólo menciona muy de refilón el tema de la crisis económica (además, el punto b) señalado por Rallo es una completa manipulación y distorsión de lo que afirma Promacos). Parece que Rallo sólo sepa repetir la misma jerigonza una y otra vez, sin importar los argumentos que se pongan sobre la mesa. Quizás no conozca que la Praxeología de Von Mises va más allá de la Economía.

Pero lo más llamativo es el análisis de la crisis y la importancia de que no quiebre Europa con el ejemplo de relaciones económicas entre Estados Unidos y España. A estos dos Estados los trata como si fueran dos sujetos individuales que intercambian objetos en virtud de sus necesidades, igual que el ejemplo que postulaba Rallo del intercambio entre el botellín de agua y el cuaderno. Es curioso cómo Rallo compara a España y Estados Unidos con dos personas individuales que han de intercambiarse algo que necesite uno y le sobre al otro. Como si la Economía política fuese Economía «natural», de mero trueque. Ese artículo no tiene asideros por donde agarrarlo. Decía Gustavo Bueno, comentando la intervención de Rallo en los Encuentros, que era un delirio, y parece, a tenor de los daños colaterales de los XV Encuentros, que no iba descaminado.


Anda muy perezoso este individuo. Su respuesta se resume en dos partes: a) Rallo es un pobre individuo sin formación filosófica que no ha sido capaz de responder en forma a la objeción contra la Praxeología de Mises (Rallo en cambio pensará que este hombre es otro pobre individuo que no es capaz de desarrollar una teoría económica clara y distinta y por eso se dedica a enredar con ideas oscuras y sofismas), y b) Las relaciones entre Estados no pueden ser vistas como relaciones entre individuales (aunque este hombre no explica en qué se basa para decir eso y por tanto su respuesta, en tanto no la desarrolle, no tiene ningún valor). Luego usa un calificativo de Bueno que no le escuché en ningún momento de la conferencia: "un delirio". Lo hace para desacreditar a Rallo. Se lo debió escuchar en petit comité y eso ya supone que los demás nos lo queramos creer o no. En cualquier caso, un golpe bajo que muestra a las claras cómo empiezan los septimianos a recurrir a las malas artes para salvar el culo. A ver si usando el argumento de autoridad (una de las formas del sofismo) escurren las vergüenzas y la incompetencia en el campo categorial de la Economía, donde son unos analfabetos funcionales.

Voy a llevarle la "respuesta" a Rallo pero supongo que no le hará ni caso porque Promacos no ha entrado en nada de lo que técnicamente le objetó. Sólo se ha dedicado a decir que todo es un delirio (¡tiene narices viniendo de donde viene!) y que todo está manipulado, sin indicar dónde está la manipulación ni presentar una defensa razonada contra ésta. O sea, la respuesta ha sido un fiasco total. Puede que Rallo no conozca la Praxeología de Mises más allá de la Economía (¡ni falta que hace!), pero Promacos no conocen el más acá de la Economía de Mises desde el más allá en el que continuamente están flotando. No me extraña entonces que no quieran bajar al mundo terrenal y hablar de la crisis y de la economía real. Eso sólo lo tocan de una manera tangencial, casi sin querer, desde las alturas metafísicas del empíreo. No me extraña nada en estos iluminados. ¡Vaya manera de quitarse de en medio! Cuando Rallo lea esto me temo que dedicará su tiempo a cosas más provechosas. ¡Cómo huyen de la crítica económica! ¡Cómo esconden sus vergüenzas! Que expliquen cómo son las relaciones económicas entre Estados y entren en colisión con los argumentos de Rallo. ¡Atreveos, cobardes! No os escondáis más.


Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
José Miguel





Registrado: 16 Sep 2009
Mensajes: 278


Sexo:Este usuario es un Hombre

MensajePublicado: Jue Jun 10, 2010 10:47 am    Asunto: Responder citando

Por cierto, Rallo ni siquiera plantea las relaciones entre Estados igual que el trueque entre dos individuos. Su dialéctica es mucho más compleja. Pero estos de Promacos lo lían todo para no entrar al trapo. Pero no les vamos a dejar que digan más falacias. Nos van a seguir teniendo encima. Los estamos vigilando muy de cerca. No queremos que el Filomat sea monopolizado por estos individuos de rancias ideas marxistas. No lo consentiremos. Atacaremos por aire, mar y tierra para adaptar la obra de Bueno a la moderna y potente economía liberal.


Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
zarpax
Site Admin




Registrado: 27 Sep 2007
Mensajes: 618
Ubicación: Barcelona

Sexo:Este usuario es un Hombre

MensajePublicado: Vie Jun 11, 2010 5:21 am    Asunto: Responder citando

¿Alguien sabe qué diablos es esto del "spambot" que sale en el mensaje mío de arriba?

<<<AVISO: El sistema ha detectado varios enlaces(5) en este post o mensaje, es posible que dicho proceda de un spambot, si aun así desea verlo haga clic aquí y vera la versión completa del mismo>>

"5" son los links o enlaces que he metido yo en ese mensaje.



_________________
José Mª Rodríguez Vega

...Post eventum vani sunt questus
(“Cuando aparece el necio todo son problemas”).
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
zarpax
Site Admin




Registrado: 27 Sep 2007
Mensajes: 618
Ubicación: Barcelona

Sexo:Este usuario es un Hombre

MensajePublicado: Vie Jun 11, 2010 12:09 pm    Asunto: El socialismo es un reduccionismo económico. Responder citando

El socialismo, o el intervencionismo, no es un reduccionismo político, es un reduccionismo económico. Hace del Estado el Empresario único, todo lo reduce al capitalista estatal, ya que en el orden socialista los medios de producción son propiedad de la Nación ((L.Von Misses. Crítica del intervencionismo. Unión Editorial, pág. 252)... En el socialismo todo se reduce a mera economía.
La "economía política" en el "socialismo" deviene política económica total, totalitaria.

Esto es el socialismo, no lo "social" abstracto. No todo lo social es socialismo ni todo socialismo es "social"... No es `social´ el Gran Egócrata, el Tirano. El Gran Egócrata no es "socialista" ni le interesa ser socialista, es un liberal solipsista y lo pretende ser de modo creciente y continuo: el socialista es un monopolista absoluto, de ahí que tenga él mucho interés en reducir la esencia de lo económico a la política suya, a su "plan E".

El gran empresario no es ni puede ser jamás el Gran Egócrata a menos que no se meta a político, que abandone el ámbito del intercambio "justo" (¿equivalente?, dirían algunos) y se afinque por los vericuetos del poder y de lo polémico de la política. En la política el poder pertenece al mando, es desigualitario por esencia..., en el mercado, en el ámbito de la esencia de lo económico -en el intercambio- el poder pertenece sin duda alguna al soberano consumidor. Ningún empresario ha llegado a ser jamás un César o un Napoleón y viceversa.

Capitalismo es lo opuesto a socialismo, no es el opuesto del socialismo el liberalismo, sino el capitalismo. La dinámica es pues qué sistema se elige, si capitalismo o socialismo:tertium non datur! (L.Von Misses. Crítica del intervencionismo. Unión Editorial, pág. 143)

Si uno está por el socialismo tiene que estar forzosamente a favor del intervencionismo, del bueno y del malo, y eso suponiendo que haya un intervencionismo bueno (pues todos han resultado una estafa y un fiasco)... Por tanto aquí y ahora no nos sirve cambiar un supuesto intervencionismo malo y "zapateril", pongamos por caso, por un inefable intervencionismo hipotéticamente bueno por muy hipotéticamente septimiano que se dijera y quisiera. Suponer una Razón estupenda en unos intervencionistas y nefanda en otros es tomar partido por el liberalismo del solipsismo en el que se afinca el Gran Egócrata que fulmina a todos sus oponentes con el Gulag o el pelotón de fusilamiento en cuanto puede. Puestas así las cosas todos los intervencionistas habrían de estar de acuerdo con los sindicatos en España, con la Farándula almodovariana, con la proliferación de la burocracia, etc. etc. Si no lo están es porque ellos no "chupan" del bote, pues no hay duda de que los asquerosos actores españoles están todos por el intervencionismo.
¿La prudencia? La prudencia política sólo la puede ejercer el que manda, por tanto no puede acudir a ella el intervencionista contrario al Demente. Se ha de aguantar pues él se ha puesto al interventor de su lado sin ni siquiera sospecharlo.
¿La eutaxia? Eso es cosa a posteriori y que depende de la prudencia..., por tanto tampoco nos sirve para justificar el intervencionismo estatal en la economía y reducir esta economía a los caprichos y arbitrariedades del Gran Egócrata.

Todo intervencionista acaba tarde o temprano purgado, anulado de un modo u otro. Al final sólo queda el Sólo Uno, el Gran Hermano.

[quote="Promacos"]<El armonismo metafísico en el que tales autores se mueven tiene sin embargo momentos de lucidez: el economista Huerta de Soto afirma que las tesis de la Escuela Austríaca de Economía, que incluyen las de Von Mises, no han operado nunca en la realidad porque siempre está el Estado interviniendo en la Economía. Lo que es tanto como reconocer que las tesis de estos economistas son puramente adventicias[b], pues [b]apelan a un futuro que está aún por venir y en el que supuestamente la intervención del Estado no tendría lugar, algo así como el Día del Juicio Final para los cristianos.>

Las frases plúmbeas nada dicen. Pero si..."las tesis de la Escuela Austríaca de Economía... no han operado nunca en la realidad porque siempre está el Estado interviniendo en la Economía[/b]", lo mismo pero al contrario puede decirse del intervencionismo estatal: nunca el Estado interviene del todo ni aunque lo pretenda, pues en el momento en que eso se realiza acaba y termina el mercado, desaparece el mercado y con él la economía y el propio Estado. También las tesis del intervencionismo son puramente adventicias, pues apelan a un futuro que está aún por venir: jamás el mercado ha sido recurrente en manos del Estado, ni en las manos de la banca de reserva fraccionaria, ni en manos de la banca central apoyadas por el Estado y toda su cohorte de palafreneros chupones. ¿Cual es la medida del intervencionismo? ¿Existe una limitación al intervencionismo? La medida del liberalismo está muy clara: es el propio Estado o unidad política, es decir, lo polémico de la esencia de lo político. Pero esto lo sabía de sobras Von Misses.

Ambos reduccionismos son absurdos e imposibles, pues por parte del "reduccionismo" político de algunos liberales (la polémica de lo político la afincan sólo y dentro de lo económico, o lo despolemizan), jamás el hombre dejará de ser el bicho que es y nunca podrá descansar la sospecha de que el sujeto actuante de al lado usará la fuerza del polemos contra nosotros para iustificar un Derecho cualquiera (R. Von Ihering) y restablecer o profundizar su dominio. ¿La limitación al intervencionismo estatal no exige unas leyes propias del Estado? ¿Y el Estado no necesita acaso del Mercado para poder ser y hacer esas leyes contra su propio intervencionismo? Decir Derecho es decir Estado, pero decir Estado es decir también control del intervencionismo, y entiendo por "Estado" cualquier unidad política.

Lo que falla señores, es lo opuesto a lo que piensa el fundamentalista democrático, no es ni el Estado o lo político ni la economía o lo económico..., lo que falla es la democracia aquí en España y en otros lugares. Es decir, la democracia es el peor régimen para el intervencionismo y para protegernos de él cuando ella no escudriña por medio del voto a los mejores, cuando ella vota a los peores, a los "dementes". La democracia es aveces pura basura. A los liberales les gusta y no dudan en que la Nación debe ser regida por los mejores..."Pero en modo alguno se puede garantizar que los electores -ese "animal de bellota"- confiera el poder a los candidatos más competentes. Ningún sistema puede ofrecer tal garantía. Si la mayoría de la Nación sostiene ideas equivocadas y prefiere candidatos indignos, no hay más solución que hacer lo posible por cambiar su mentalidad, exponiendo principios más razonables y recomendando hombres mejores"... Y esta cita sobre el Estado y sobre los "vectores ascendentes del poder" no es de Don Gustavo Bueno (y lo podría ser!)..., es de Mr. Ludwing Von Misses (en la página 181 de su opus magnum La Acción Humana).

Ya sabemos de sobras que "una sociedad anarquista estaría a merced de cualquier asaltante"!, pero esta frase no es del caótico grupo Promacos en pro y por mor de los "Estados nacionales", sino de la página anterior de la Acción humana de Von Misses, de la página 180. Por tanto es de analfabetos decir eso de que <...la obra de Mises está basada en el formalismo de la filosofía idealista alemana, especialmente en los postulados de Kant y Fichte sobre la buena voluntad, sin condicionamiento material ni externo a la propia conciencia que pueda considerarse.>

<El liberalismo no pretende suprimir la soberanía nacional, lo cual, por otra parte, supondría desatar inacabables pugnas".> (Pág. 807). Los de Promacos y otros adláteres lo que padecen es un "armonismo teórico", es decir, dogmático. Adiós.



_________________
José Mª Rodríguez Vega

...Post eventum vani sunt questus
(“Cuando aparece el necio todo son problemas”).
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
José Miguel





Registrado: 16 Sep 2009
Mensajes: 278


Sexo:Este usuario es un Hombre

MensajePublicado: Sab Jun 12, 2010 7:42 pm    Asunto: Responder citando

Ya tengo la respuesta del Sr Rallo a la réplica anterior de Pardo:

Cita:
Josemiguel,

Pues realmente no le veo mucha sustancia a la respuesta. Sobre las dos críticas que hace: a) que el artículo hace referencia al análisis praxeológico de Mises y mi respuesta no, b) que antropomorfizo a los Estados.

a) Mi marco de análisis se sitúa claramente dentro de la praxeología miseana. El propio Grupo Promacos dice en el artículo Varios economistas españoles, tales como Alberto Recarte o los miembros del Instituto Juan de Mariana, sostienen estas tesis; donde creo que puedo darme lógicamente por aludido. En fin, que repito lo dicho. Con todos los defectos que se le quieran buscar al análisis praxeológico, el de que escinde mercado y Estado no resulta aplicable a su teoría del ciclo económico (que es de lo que se trata). Y no lo es por una sencilla razón: Mises no supone que la existencia del Estado cause la crisis, sino intervenciones muy concretas del Estado sobre la moneda. ¿Puede existir un Estado que no practique esas intervenciones? Sí. Pues eso es todo lo que importa para ese artículo.
b) Cuando hablo de España y EEUU, como queda claro en las líneas posteriores, me refiero con claridad a los españoles y a los estadounidenses. De todas formas, no soy yo el primero en tratar a los Estados como dos sujetos individuales. En el artículo del Grupo Promacos se puede leer: Estados Unidos no podría vender sus productos, al no existir un mercado con el poder adquisitivo suficiente (que es la Europa de la postguerra mundial, un invento de Estados Unidos), y la crisis económica abocaría en consecuencia al colapso completo de nuestra civilización sin tales ayudas..

Vamos, ambas réplicas me parecen un ejemplo más de lo que ya me parecía el artículo original: malas críticas a la forma porque o no se quiere o no se puede entrar en el fondo.


¿Y a qué espera Promacos para entrar en el fondo? Rallo no se arruga y está dispuesto a argumentar.


Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión » Economía Todas las horas son GMT
Todas las horas son GMT
Página 1 de 1


 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro


Mapa del sitio - Powered by phpBB © 2001- 2004 phpBB Group
Designed for Trushkin.net | Styles Database

Crear un foro | foros de Politica | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para vps para wordpress ssd en Desafiohosting.com