FORO DE ESPAÑA
Login Registrarse FAQ Miembros Buscar FORO DE ESPAÑA





El cálculo económico en la escuela austriaca de economía.

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión » Economía
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
zarpax
Site Admin




Registrado: 27 Sep 2007
Mensajes: 618
Ubicación: Barcelona

Sexo:Este usuario es un Hombre

MensajePublicado: Mie Dic 19, 2007 5:48 pm    Asunto: El cálculo económico en la escuela austriaca de economía. Responder citando

Hola.

Para entender el por qué de esto de aquí abajo es menester leer antes y por un momento a aquél entrañable Armesilla, el "pata negra" o septimio Armesilla...Pueden leer al Pata negra aquí, pero no lo que él dice, que no dice nada, sino lo que dice otro (un tal Paul Cockshott, columnista de la Agencia Platt's y del diario Financial Times, según parece) que le sirve de base para apoyar sus supuestas tesis anti escuela austriaca, como si la racionalidad o planificación hubieran de ser forzosamente "socialistas", cuando ha sido el socialismo, precisamente, el que ha resultado impotente para efectuar dicha planificación. Todo fueron phantasmagorías e ilusiones. Lean, lean ustedes: http://nodulo.trujaman.org/viewtopic.php?p=12062#12062

Y no es que quiera yo resucitar la ridícula "lucha de clases en los Foros de Nódulo", es que uno leyendo por esos mundos de Dios se ha encontrado esto del genial Ludwig von Mises (La acción humana. Unión editorial 2004. Pág. 277 y 278) que le viene como guante a la mano al asunto éste y manda a la mierda las tesis del ignorante Paul Cockshott y de sus ilusos secuaces septimianos. Dice Mises:

<El calculo monetario como método del pensar.

El cálculo monetario es el norte de la acción dentro de un sistema social de división del trabajo. Viene a ser la brújula que guía al hombre cuando éste se lanza a producir. Mediante el cálculo consigue distinguir, entre múltiples producciones posibles, las remuneradoras de las que no lo son; las que seguramente serán apreciadas por el consumidor soberano de las que lo más probable es que éste rechace. Cada etapa y cada paso de la acción productiva ha de ponderarse a la luz del cálculo monetario. La previa planificación de la acción se convierte en cálculo comercial de los costes y beneficios esperados. La verificación retrospectiva del resultado de las acciones realizadas se convierte en contabilidad de pérdidas y ganancias.
El sistema de cálculo económico en términos monetarios está condicionado por la existencia de determinadas instituciones sociales. Sólo es practicable en el marco institucional de la división del trabajo y de la propiedad privada de los medios de producción, es decir, dentro de un orden bajo el cual los bienes y servicios se compran y se venden contra un medio de intercambio comúnmente aceptado, o sea, contra dinero.
El cálculo monetario es un método del que pueden servirse sólo quienes se mueven en el ámbito de una sociedad basada en la propiedad privada de los medios de producción. Es un instrumento destinado a los sujetos que actúan, un sistema de computación que permite conocer la riqueza y los ingresos de los particulares, los beneficios o pérdidas de quienes operan por cuenta propia en una sociedad de libre empresa
(En nota: En las asociaciones y compañías son siempre personas individuales -aunque no una sola- quienes actúan.) El resultado del cálculo económico se refiere a actuaciones individuales. Cuando en una estadística se resume el conjunto de esos resultados, la cifra reflejada nos habla de la suma de una serie de acciones autónomas practicadas por una pluralidad de individuos independientes, no del efecto de la acción de un cuerpo colectivo, de un conjunto, de una totalidad. El cálculo económico no sirve en absoluto si las cosas no se consideran desde el punto de vista de los individuos. Es un cálculo de beneficios de los individuos, no de unos imaginarios valores "sociales" o de bienestar "social".
El cálculo monetario es el instrumento básico para planear y actuar en una sociedad de libre empresa, gobernada e impulsada por el mercado y los precios. En ese marco se originó y fue depurado, a medida que se perfeccionaba el funcionamiento del mercado y se ampliaba el número de bienes que podían contratarse a cambio de dinero.
Fue el cálculo económico el que confirió a la medida, al número y al computo el papel que desempeñan en nuestra civilización cuantitativa y calculadora. Las medidas de la física y la química tienen sentido para la acción práctica sólo porque hay cálculo económico. Es el cálculo monetario el que hace que la aritmética sea un instrumento en la lucha por una vida mejor. Sólo él nos capacita para utilizar las conquistas de las experiencias de laboratorio para suprimir del modo más eficaz el malestar y el dolor.
El cálculo monetario alcanza su máxima perfección en la contabilidad de capital; indica al empresario cual es el importe monetario de los medios de producción de que dispone y le permite confrontar dicha cifra con los resultados que tanto la acción humana como otros factores pueden haber provocado. Tal confrontación proporciona cumplida información acerca de las mutaciones que han registrado los negocios, así como la magnitud de tales cambios; resulta entonces posible apreciar los éxitos y los fracasos, las pérdidas y las ganancias.
Con el único fin de denigrar el sistema de libre empresa, se le califica de régimen capitalista, de capitalismo. Sin embargo, se trata de un término que le cuadra perfectamente, ya que destaca el rasgo más característico del sistema, su principal excelencia, es decir el papel que en él desempeña la noción de capital.
Hay gente a la que repugna el cálculo monetario. No quieren que el aldabonazo crítico de la razón les impida seguir soñando despiertos. La verdad les desasosiega; prefieren fantasear en torno a mundos de ilimitada abundancia; les molesta la existencia de un orden social tan ruin que todo lo computa en dólares y centavos. Califican de noble afán su descontento; porque ellos prefieren lo espiritual, lo bello y lo virtuoso a la grosera bajeza del materialismo burgués. En realidad, lo cierto es que la facultad razonadora de la mente, que cifra y computa, en modo alguno impide rendir culto a la belleza y a la virtud, a la sabiduría y a la verdad. Lo que no puede medrar en un medio de serena crítica son las románticas ensoñaciones. Lo que más atemoriza a los visionarios es una mente que calcula y pondera fríamente.
Nuestra civilización está inseparablemente ligada al cálculo económico y se hundirá tan pronto como renunciemos a tan inapreciable herramienta intelectual. Razón tenía Goethe cuando aseguraba que la contabilidad por partida doble era "uno de los descubrimientos más ingeniosos de la mente humana".>

.......................

Es evidente que lo subrayado en negritas manda al traste las rocambolescas ilusiones del Sr. Paul Cockshott, de Allin Cottrell y demás ilusos septimianos. Y es curioso como al negar el valor de los hallazgos de la escuela austriaca de economía, no dejan sin embargo de traicionarse psicológicamente al buscar una herramienta (liberal)del orden burgués y capitalista para su hipotético orden sin libertad, sin división del trabajo, sin mercado, sin dinero, sin propiedad privada y sin particulares subjetivos sujetos actuantes que "operan por cuenta propia", como dice Mises. En realidad, cualquier cosa que se mida por este "cáculo económico", es ya mercado capitalista y sistema capitalista, aunque los ilusos crean estar ya midiendo el "sistema socialista" -(¡sin mercado donde medir!)-, o que sería posible medir un "sistema socialista" con la herramienta esa de la "identificación por radiofrecuencia" (RFID) de los novísimos cibercomunistas y que ya tiene la capitalista y vil empresa Wal-Mart.

La decisión subjetivista e individual del sujeto operatorio, digo..., del sujeto actuante, queda así escamoteada al poner en su lugar lo mismo colectivo de siempre: <"De allí que la otra cara de la moneda cibercomunista es la democracia participativa, o sea, asambleas populares en la que todos pueden participar en vez de parlamentos, o la toma de decisiones de mayor envergadura a través de referéndum.">

¡¡Cómo iba a haber "demanda del pueblo" sin el interés egoísta y subjetivo de los sujetos operatorios o actuantes de los ciudadanos comunistas! Sin el interés subjetivo de los individuos compradores y consumidores para nada se necesita ningún tipo de cálculo económico!!

Hay que ser cerril para no ver esto.

En fin...

Adiós.



_________________
José Mª Rodríguez Vega

...Post eventum vani sunt questus
(“Cuando aparece el necio todo son problemas”).

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión » Economía Todas las horas son GMT
Todas las horas son GMT
Página 1 de 1


 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro



Mapa del sitio - Powered by phpBB © 2001- 2004 phpBB Group
Designed for Trushkin.net | Styles Database

Foro gratis | foros de Politica | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para hosting especialidado en foros phpbb ssd en Desafiohosting.com