FORO DE ESPAÑA
Login Registrarse FAQ Miembros Buscar FORO DE ESPAÑA





MAQUIAVELO Y ARISTÓTELES

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión » Filosofía
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
Jose Luis





Registrado: 19 Mar 2008
Mensajes: 557




MensajePublicado: Mie Sep 29, 2010 4:09 pm    Asunto: MAQUIAVELO Y ARISTÓTELES Responder citando

MAQUIAVELO Y ARISTÓTELES (I)

Cuando se lee a Maquiavelo uno se siente trasladado a un escenario diametralmente opuesto al medieval, en donde primaba la moral religiosa como referente político. La moral y la política medieval habían cristalizado definitivamente con la Ciudad de Dios de S. Agustín y los caminos trazados por los Padres de la Iglesia y los filósofos escolásticos, dominicos y franciscanos.
Con Maquiavelo la política aparece como un Renacimiento laico. Se produce una ruptura de aquel bloque anterior autoritario de corte eclesiástico lastrado por luchas intestinas, poderes temporales, subyugaciones papales a los emperadores y reyes, claudicaciones de los Papas ante los reyes de Francia (Aviñón), apareciendo la configuración de un mundo en el que el hombre se torna creador de sí mismo en sus aspiraciones, en sus pasiones y en sus singularidades.
Es lo que ha venido en llamarse el individualismo renacentista, donde la preponderancia del poder sobre el derecho, de la práctica sobre la teoría, de la voluntad sobre la razón, se erige en predominio de la época.

La declinación de la autoridad de la Iglesia se corresponde con el ascenso de la ciencia.
El Estado, concebido como poder legislativo y dominio de hombres y haciendas, aflora con las naciones y suplanta a la aristocracia feudal aliándose con los ricos comerciantes.
El panorama económico, político y cultural que presenta el S. XV, con el Renacimiento, abre una nueva brecha en la concepción social y en la liberación de las formas gubernamentales.
La libre transacción comercial sugiere la libertad en la política. Aquí se gestan los primeros esbozos de participación democrática (entendida como participación de los sectores productivos del comercio en el gobierno de los Estados) con el derecho natural de la propiedad a la cabeza, La filosofía política de Locke dejará al respecto bien apuntalado ese hecho.

La ciencia, con Copérnico, Kepler y Galileo, Francisco Bacon (el Barón de Verulamo) revela un mundo en el que el saber es poder y la utilidad su gozo.
La configuración de una ciencia práctica que asigne un cambio tecnológico da lugar a la disociación de la ciencia teórica y a la exaltación de la técnica.
La exaltación también del orgullo, del individualismo, de la anarquía, de la rebelión, se hace connatural a la pérdida de hábitos disciplinares que contribuían en otro tiempo a mantener cohesionada la convivencia de los pueblos europeos con referentes morales tradicionales.
Los hechos históricos de esta nueva situación se vieron más tarde plasmados en las revoluciones americana y francesa (1776 y 1789), y posteriormente en Rusia (1905-1917).

La aparición política de Maquiavelo es fruto de una época convulsa en Italia.
Pero también convulsiones religiosas se hallan implicadas con la llegada de la Reforma y la Contrareforma con un Lutero y un Erasmo en el siglo dieciséis.
Aún se podría subrayar el estudio, a partir del Renacimiento, de toda cuestión filosófica bajo la perspectiva subjetivista (Descartes, Berkeley, Leibniz (mónadas), Kant, Rouseau, Fichte y el Romanticismo en genera).

CONTINUARÁ



_________________
Jose Luis
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
zarpax
Site Admin




Registrado: 27 Sep 2007
Mensajes: 618
Ubicación: Barcelona

Sexo:Este usuario es un Hombre

MensajePublicado: Mie Sep 29, 2010 5:10 pm    Asunto: El origen del conflicto de clases. Responder citando

Pero Maquiavelo, a diferencia de Aristóteles o de otros contemporáneos de esa Italia convulsionada suya, dijo sólo lo que todos hacían en la práctica entonces y desde siempre. Lo que hay es el reconocimiento de la "realidad" enfrentada al "deber ser" del hipócrita dogma, o de las creencias vulgares del vulgo. Maquiavelo eleva al conocimiento del vulgo lo que todos los poderosos saben y hacen, muestra lo "crudelíssimo" de la realidad política tal y cual esta realidad es, (Fernando el Católico, César Borgia) etc.

Hizo muchas otras cosas, claro está, y una de las principales que hizo fue especificar al Estado como el origen del conflicto de clases y de las clases mismas, el origen de la ley, etc.
Es también el primero que ve a la Iglesia como competidora y ruina del Estado. Por ejemplo. Adiós.



_________________
José Mª Rodríguez Vega

...Post eventum vani sunt questus
(“Cuando aparece el necio todo son problemas”).
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Jose Luis





Registrado: 19 Mar 2008
Mensajes: 557




MensajePublicado: Mie Sep 29, 2010 8:11 pm    Asunto: Re: El origen del conflicto de clases. Responder citando

zarpax escribió:
Pero Maquiavelo, a diferencia de Aristóteles o de otros contemporáneos de esa Italia convulsionada suya, dijo sólo lo que todos hacían en la práctica entonces y desde siempre. Lo que hay es el reconocimiento de la "realidad" enfrentada al "deber ser" del hipócrita dogma, o de las creencias vulgares del vulgo. Maquiavelo eleva al conocimiento del vulgo lo que todos los poderosos saben y hacen, muestra lo "crudelíssimo" de la realidad política tal y cual esta realidad es, (Fernando el Católico, César Borgia) etc.

Hizo muchas otras cosas, claro está, y una de las principales que hizo fue especificar al Estado como el origen del conflicto de clases y de las clases mismas, el origen de la ley, etc.
Cita:
Es también el primero que ve a la Iglesia como competidora y ruina del Estado
. Por ejemplo. Adiós.


Y además, la Iglesia (Los Estados Vaticanos) le infundió tal incapacidad para resolver los problemas de Italia, que se olvidó de ella en lo sucesivo.



_________________
Jose Luis
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Jose Luis





Registrado: 19 Mar 2008
Mensajes: 557




MensajePublicado: Vie Oct 01, 2010 9:10 am    Asunto: MAQUIAVELO Y ARISTÓTELES (II) Responder citando

La distancia que separa a Aristóteles y a Maquiavelo (384 a.C. y 1469 d. C.) en tiempo y circunstancias se traduce también en el papel moral que la política de uno y otro desempeñó para la posteridad.


Maquiavelo (nombre compuesto de “mal” y “chiavelli” =clavo malo) parece haber sido el acicate que pone en práctica una política de contraste en una Italia abatida por luchas intestinas entre los cinco Estados importantes: Milán, Venecia, Florencia, los Estados Vaticanos y Nápoles.
La familia de los Visconti y los Sforza protagonizan durante casi dos siglos la historia de Milán bajo un régimen plutocrático.
A la muerte de Federico II en Nápoles-Sicilia, en 1250, pareció que Italia, una vez desaparecida la injerencia extranjera, iba a ver resueltos sus problemas de independencia y unificación frente a los desmanes comerciales y las riquezas desaforadas de unos pocos Estados.
Pero no es así, y el rey francés Carlos VIII, en 1494, invade el país, y Milán pasa a ser el caballo de batalla entre franceses y españoles hasta que Carlos V, frente a Francisco I, se la anexiona en 1535.
Venecia pareció inclinada a vivir como Estado independiente de cara a la prosperidad de su comercio con Oriente. Pero, la caida de Constantinopla en poder de los turcos, en 1453, quebranta sus sueños de expansión y la voluntad de erigirse en pionera de la unidad italiana.
Maquiavelo persigue este objetivo mediante la concepción de una política de hierro que exhibe las armas (antes que las letras, como diría nuestro Cervantes),

De hecho, EL PRÍNCIPE, dedicado a los Médicis, muestra la mecánica del poder y refuerza la seguridad y el bienestar del Estado, aunque los principios morales queden relegados a segundo plano. Con principios teórico-morales no se gobierna el mundo, particularmente aquella Italia degradada, hasta el extremo de que la misma Florencia, con tres grupos sociales en lucha: nobles, comerciantes y plebeyos (guëlfos y gibelinos) cae en una espantosa tiranía.
La experiencia política de Maquiavelo bajo la familia de los Médicis le lleva a considerar que una sociedad moralmente socavada y decadente está condenada a la destrucción y por tanto a ser invadida por extranjeros.
Una debilidad gubernamental, (como la Italia de entonces y la España de hoy), tiraníza el Estado y causa la ruina de un país.
Los DISCURSOS sobre la primera década de Tito Livio, dedicados a los humanistas Buondelmonte y Cósimo Bucellai, sus amigos entrañables, comienzan por el recurso a los clásicos, como Licurgo o Solón, en la contemplación y recuperación de las verdaderas armas políticas cuando se trata de ordenar la cosa pública, conservar los Estados, gobernar los reinos o disciplinar las tropas.

((CONTINUARÁ)



_________________
Jose Luis
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
zarpax
Site Admin




Registrado: 27 Sep 2007
Mensajes: 618
Ubicación: Barcelona

Sexo:Este usuario es un Hombre

MensajePublicado: Sab Oct 02, 2010 8:05 am    Asunto: ¿Quién puede saber esto con seguridad? Responder citando

Jose Luis escribió:
<Una debilidad gubernamental, (como la Italia de entonces y la España de hoy), tiraníza el Estado y causa la ruina de un país.>


Es posible que así sea... Pero hay unas muy notables diferencias: la imbricación de las economías europeas entre sí (y su implante en el mundo), y el hecho de que aquella "Italia" era sólo una geografía atomizada y no hecha una Unidad política, con lo cual no podía sufrir como tal Unidad política esa "debilidad gubernamental"..., mientras que España es una Unidad política de las más antiguas y que tiene capacidad (como la Italia actual) para dar como ideología (opio para el pueblo) incluso el riesgo del secesionismo y la desmembración políticas que parece amenazarlas. El Estado moderno muy bien podría "engullir" y soportar un maquiavelismo sobre sí mismo y hacer que sus arcanas pareciesen desvelados, transparentes, no siéndolo en modo alguno.

¿Quién puede saber esto con seguridad si no es un núcleo reducido de la clase política dominante o el propio Soberano (que desde luego no es el Pueblo)?

Adiós.



_________________
José Mª Rodríguez Vega

...Post eventum vani sunt questus
(“Cuando aparece el necio todo son problemas”).
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Jose Luis





Registrado: 19 Mar 2008
Mensajes: 557




MensajePublicado: Dom Oct 03, 2010 5:46 pm    Asunto: MAQUIAVELO Y ARISTÓTELES (III) Responder citando

Aristóteles, por otra parte, entendió que lo comunitario precede a lo

individual, hasta el punto de que su tajante afirmación de que “quien vive aislado, o es una bestia o un dios, pero no un hombre” se ha hecho histórica.
Es el todo quien configura a la parte.
La comunidad más elemental es la doméstica, y la economía (oikonomía) su referente esencial e incontrovertible.

Todo grupo social implica organización, dotación de medios e instrumentos para la consecución de los fines de una polis organizada, con un comercio (crematística comercial-khremastiké-) basado en el intercambio de bienes, donde el dinero, el trabajo y el crédito a interés son ya moneda de fluidez y riqueza en el mundo griego.

En el primer libro de la Política, Aristóteles no las tiene todas consigo respecto al interés del dinero para una recta organización política, como si estuviera advirtiendo a la posteridad de las consecuencias subrepticias de abuso y corrupción que podrían derivarse dando al traste con la política misma, su degeneración y destrucción.

Y como si de un corrector se tratara, el propio Aristóteles ensambla, más tarde, en la Ëtica a Nicómaco, dedicada a su hijo, la moral con la política en los siguientes términos: para dilucidar lo justo o injusto es necesario rebasar el trueque y remontarse a la variable producto comercial-moneda.

Con ello aparece, por la naturaleza de las cosas, un lenguaje específico (logos frente a phoné) con el que se dirime el cambio de bienes y servicios de modo justo, evitando los extremos (término medio: ni mucho ni poco, ni temeridad ni pusilanimidad) con la prudencia jurídica y política, otras dos características siempre unidas (de jure et de facto)
Desde entonces, Derecho, Moral y Política van uncidas a la historia de la civilización occidental.

Los Romanos han hecho del Derecho, virtud; de la Moral, firmeza, y de la Política, disciplina militar.
Las virtudes éticas del político forjarían el carácter o éthos que le inclinan al hábito de hacer lo mejor.
Las virtudes dianoéticas le inclinarían a elegir racionalmente (diánoia=razón)

Tanto Maquiavelo como Aristóteles han partido en el diseño de la Política del método de la inducción:
El primero, (Maquiavelo), concibe un gobierno fuerte, (tal vez sólo en un principio), con una monarquía absoluta, y luego, para conservarlo, con una República libre a semejanza de la República romana, como dice en los DISCURSOS.
El segundo, (Aristóteles), basa ese diseño en un examen exhaustivo de cuantas constituciones pudo reunir, y con cuya resolución construye una teoría política abstracta que le faculta para prevenir tanto la destrucción de los estados como afianzar su consolidación a través de la educación moral e intelectual.

Las virtudes éticas y dianoéticas quedan incorporadas indisolublemente a la Política como una organización social con ribetes de “firmeza” frente a terceros y, con discernimiento racional, también frente a contradicciones que se presentan inexcusablemente en toda polis.



_________________
Jose Luis
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Jose Luis





Registrado: 19 Mar 2008
Mensajes: 557




MensajePublicado: Jue Oct 13, 2011 3:16 pm    Asunto: MAQUIAVELO NO FUE MAQUIAVÉLICO Responder citando


MAQUIAVELO NO FUE MAQUIAVÉLICO

José Luis Gómez Fernández

Se oye decir con frecuencia que así como Cristo no fue cristiano, ni Marx fue marxista, asimismo que Maquiavelo no fue maquiavélico, y esto en base a sus propios textos.
Según sus intérpretes, solamente le habrían acarreado fama de maquiavélico los capítulos del XV al XXI, de su obra EL PRÍNCIPE, que transcribo a continuación en su inicio.
C-XV: de las cosas por las cuales los hombres son alabados o reprobados: “el hombre que quiera ser bueno, cuando se halla rodeado de malos, correrá a su perdición”
C-XVI-del desprendimiento y de la moderación : “un príncipe se hará odioso a sus súbditos, cuya estimación perderá a medida que los empobrece…y peligrará al menor riesgo”.
C-XVII- de la crueldad y la clemencia : “un príncipe no ha de temer la infamia de la crueldad para mantener a sus súbditos unidos y leales”
XVIII- de qué modo la fe debe ser respetada : “hay dos maneras de luchar: una con las leyes y otra con la fuerza”
XIX-sobre evitar el desprecio y el odio: “que en las acciones del príncipe se reconozca la grandeza, el valor, la gravedad y la fortaleza”
XXI- sobre la fama del príncipe : “nada confiere tanta estimación a un príncipe como las grandes empresas y los hechos singulares. De ello tenemos un ejemplo actual en Fernando de Aragón, soberano de España, que de rey débil ha llegado a ser, por fama y gloria, el primer monarca de la Cristiandad”.


Cuando se lee a Maquiavelo uno se siente trasladado a un escenario diametralmente opuesto al medieval, en donde primaba la moral religiosa como referente político. La moral y la política medieval habían cristalizado definitivamente con la Ciudad de Dios de S. Agustín y los caminos trazados por los Padres de la Iglesia y los filósofos escolásticos, dominicos y franciscanos.
Con Maquiavelo la política aparece como un Renacimiento laico.
Es la secularización de la autoridad y del poder, que ahora pasa de la Iglesia al Emperador, incluso hasta contemplar claudicaciones de los Papas ante los Reyes de Aviñón.
Estamos ante la configuración de un mundo en el que el hombre se torna creador de sí mismo en sus aspiraciones, en sus pasiones y en su singularidad.
Es el predominio de la voluntad sobre la razón, que en el siglo XIV el filósofo Occam dio buena cuenta de ello.
Con la afloración de las Naciones, surgen los Estados como poderes legislativos y, en alianza con los comerciantes, suplantan a las aristocracias feudales.
El comercio cambia la carátula de la política porque la libre transacción comercial requiere también libertad política, y los primeros esbozos de participación democrática (entendida como participación de los sectores productivos del comercio en el gobierno de los Estados) se gestan ahí inextricablemente unidos al derecho natural de la propiedad. La filosofía política de Locke dejará al respecto bien apuntalado ese hecho ante la expansión colonial de Inglaterra.
Y junto al Derecho, la Política y la Filosofía, con la aportación de la Ciencia (con Copérnico, Kepler y Galileo, Francisco Bacon (el Barón de Verulamo) se cierra el círculo de una época en la que el saber es poder.
La configuración de la ciencia práctica y el cambio tecnológico dan lugar a la disociación de la teórica-praxis y a la exaltación de la técnica.
Con ella se enaltece también el individuo, la libertad, y hasta la rebelión se hace un hueco en las empresas nacionales y supranacionales de ambos continentes. La revolución americana y francesa (1776 y 1789), y posteriormente la rusa (1905-1917) tienen su origen aquí.






.



Ahora bien, la aparición política de Maquiavelo es consecuencia de una época convulsa en Italia.
Convulsiones religiosas también se hallan implicadas en el siglo dieciséis con la Reforma y la Contrarreforma de un Lutero y un Concilio de Trento.
Los cuadros económicos, políticos y religiosos se hallan siempre imbricados.




Maquiavelo (nombre compuesto de “mal” y “chiavelli” =clavo malo) parece haber sido el acicate que pone en práctica una política de contraste en una Italia abatida por luchas intestinas entre los cinco Estados importantes:
Milán, Venecia, Florencia, los Estados Vaticanos y Nápoles.
La familia de los Visconti y los Sforza protagonizan durante casi dos siglos la historia de Milán bajo un régimen plutocrático.
A la muerte de Federico II en Nápoles-Sicilia, en 1250, pareció que Italia, con la desaparición de la injerencia extranjera, iba a recobrar la independencia y unificación frente a poderes comerciales de unos pocos. Mas, una nueva invasión, esta vez de un rey francés, Carlos VIII, en 1494, se hace con el país, y Milán pasa a ser campo de batalla entre franceses y españoles, hasta que Carlos V, frente a Francisco I, se la anexiona en 1535.
Y si, antes, fue Milán el punto de la discordia, ahora, es Venecia la que asciende al liderazgo de su independencia económica cobrada en su comercio con Oriente. Pero, la caída de este Oriente, la caída de Constantinopla en poder de los turcos, en 1453, quebranta sus sueños de expansión, y su voluntad de erigirse en pionera de la unidad italiana se viene abajo.
Maquiavelo entra en escena con este objetivo, con el objetivo de unificar Italia, y exhibe una política de hierro (las armas, antes que las letras, como diría nuestro Cervantes),

EL PRÍNCIPE, obra dedicada a los Médicis, muestra la mecánica del poder y refuerza la seguridad y el bienestar del Estado, aunque ciertos principios morales vayan a quedar relegados a segundo plano.

La experiencia política de Maquiavelo, adquirida bajo la familia de los Médicis, le lleva a considerar que una sociedad moralmente socavada y decadente, firma su condena y la invasión del extranjero.

Los DISCURSOS sobre la primera década de Tito Livio, otra obra dedicada a los humanistas Buondelmonte y Cósimo Bucellai, sus amigos entrañables, comienzan por el recurso a los clásicos, como Licurgo o Solón, en la contemplación y recuperación de las verdaderas armas políticas cuando se trata de ordenar la cosa pública, conservar los Estados, gobernar los reinos o disciplinar las tropas.


Esta fue la concepción de su discurso: un gobierno fuerte, el gobierno de uno solo, primero como monarquía absoluta, luego, como una república a semejanza de la romana.
Conclusión: Maquiavelo no fue maquiavélico, sino contundente con la concepción y ejecución de la teoría y la práctica política de los gobiernos.



_________________
Jose Luis
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
zarpax
Site Admin




Registrado: 27 Sep 2007
Mensajes: 618
Ubicación: Barcelona

Sexo:Este usuario es un Hombre

MensajePublicado: Vie Oct 14, 2011 8:28 am    Asunto: Maquiavelo y maquiavelianismo. Responder citando

Jose Luis escribió:
<Conclusión: Maquiavelo no fue maquiavélico, sino contundente con la concepción y ejecución de la teoría y la práctica política de los gobiernos.>


Pero Maquiavelo sí que fue "maquiaveliano", que no es lo mismo, así como Marx fue, no marxista, sino marxiano..., y Cristo fue -según parece- bueno, y con esto ya le basta, pues el ser cristiano es mundanidad, mientras que ser el mismísimo Cristo o ser bueno..., es divino, extramundano.

Fijémonos en lo profunda que es la confusión entre maquiavélico y maquiaveliano: ¿que significa algo maquiaveliano?

Esta respuesta no es verdadera. Ambos términos no se corresponden y se debe mucha de su aclaración a Julien Freund y a la obra de J.G.A. Pocock, EL MOMENTO MAQUIAVELICO.

Ser maquiavélico sería así ser y practicar el «maquiavelianismo» político, o sea, actuar con astucia sin importar la maldad, ser un malvado en política, usar el mal como un bien, etc., etc. Mientras que ser maquiaveliano viene a significar ser un estudioso o un realista filosófico/político que sigue las enseñanzas epistemológicas y usa las categorías lógicas de Maquiavelo. Es evidente que el primer maquiaveliano es el propio Maquiavelo así como el primer marxiano es Carlos Marx. Cristo se sale de nuestras categorías si se acepta que Él es una Persona de la Santísima Trinidad y siendo Él el Redentor le está vedada la redención, ya que no la necesita.
Como dice Molina en el artículo aquí linqueado, a veces el realismo político, lo maquiaveliano, puede confundirse con lo maquiavélico, pero la cosa la deja bien clara:<«Ser maquiaveliano» consiste, prima facie, en adoptar un estilo teórico sin concesiones al moralismo. No se trata, sin embargo, de que el sabio devenga inmoral, ni siquiera amoral. El pensador maquiaveliano se limita a reclamar la dignidad de la política, su derecho a ser pensada políticamente. Por eso rechaza las interpretaciones del maquiavelista, cuya óptica es la del moralista. El maquiavelismo, solía decir Freund, es el cinismo de los amantes de la justicia
abstracta. En cualquier caso, maquiavelismo y antimaquiavelismo le parecían dos especies del mismo moralismo político. Al elegir ser maquiaveliano, Freund optó por estudiar la actividad política como tal.>


Cuando el maquiaveliano se hace maquiavélico:"Abandonado entonces el punto de vista polemológico, su posición deviene abiertamente polemógena....", o sea, una posición abiertamente maquiavélica.

¿Cómo podría _-José Luis- hacer Maquiavelo verdad esta tu frase: "Maquiavelo (nombre compuesto de “mal” y “chiavelli” =clavo malo) parece haber sido el acicate que pone en práctica una política de contraste en una Italia abatida por luchas intestinas entre los cinco Estados importantes: Milán, Venecia, Florencia, los Estados Vaticanos y Nápoles."?

Disiento de lo que dices..., pues nadie puede ser por un pequeño escrito suyo la causa de tan notables eventos históricos ni la causa o acicate de tan grandes desastres. No es aquel su tiempo hijo de Maquiavelo, sino Maquiavelo es el que es hijo de su tiempo. Esto lo demuestra otra cosa muy importante: que antes y siempre existieron hombres maquiavélicos aún y sin su concepto, o por lo menos malos, pero nunca hubo antes del hombre Maquiavelo lo maquiaveliano ni el el «maquiavelianismo» político (Antes de este párrafo nos dices más o menos lo contrario:"la aparición política de Maquiavelo es consecuencia de una época convulsa en Italia."), y esto, claro es, puede ser muy cierto.

Dices al final:
Jose Luis escribió:
<Conclusión: Maquiavelo no fue maquiavélico, sino contundente con la concepción y ejecución de la teoría y la práctica política de los gobiernos.>
Y con esto estamos de acuerdo por completo.

Creo que la confusión semántica viene -pienso- de creer que en la época "medieval" las relaciones sociales y entre los Estados se guiaban por la ideología y la prédica cristianas y de San Agustín. El Papa mismo era un guerrero y las ideas siempre han ido en dirección a veces muy contraria a la práctica. Y en la política, lo maquiavéliano nos enseña el real maquiavelismo, esto es, que siempre ha primado y siempre debe primar la voluntad (política) sobre la razón (¿filosófica?). De otra manera la esencia de lo político y la política misma dejarían de ser abiertamente polemógenas y pasarían a ser polemológicas, esto es, discursivas, platónicas, lo que es contrario a la perennidad de las esencias freundianas.

Ya se sabe, buscar en la tierra la idea del cielo es lo propio de todo fundamentalismo, y es además, lo mismo que negar que "la determinación del pensamiento jurídico-político (esté formado) por la configuración de la forma política". Lo primero será maquiaveliano, lo segundo es la práctica de lo maquiavélico, es decir, del Poder. Es evidente que nosotros somos maquiavelianos o maquiavelistas, pero no maquiavélicos, o por lo menos no pretendemos ser malvados para conseguir ningún poder político. Otra cosa es llevarnos la razón, que algunos los hay, que son maquiavélicos en ello y así dejan de ser maquiavelianos por ello y en ello mismo. La erística (de Schopenhauer por ejemplo) es sin embargo y dialécticamente, maquiaveliana siempre, pues el poder que busca por su conflicto y en el debate es la mera filosofía y el mero filosofar como un asunto de la razón, no de la maquiavélica voluntad...Pero las cosas a veces ¿no se mezclan y confunden?

Adiós.



_________________
José Mª Rodríguez Vega

...Post eventum vani sunt questus
(“Cuando aparece el necio todo son problemas”).
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Jose Luis





Registrado: 19 Mar 2008
Mensajes: 557




MensajePublicado: Lun Oct 24, 2011 8:44 am    Asunto: lo maquiaveliano, lo schopenhauriano, lo marxiano, lo cristi Responder citando

Zárpax: dices tantas cosas y todas tan interesantes que no puedo simplificarlas en una especie de esbozo.
De todos modos, eres el único que te has metido con ello.
Como tú mismo señalas, lo que quise dejar claro es que "maquiavélico" ha pasado a ser ya un término "conjugado" con malvado, pérfido &c..., es decir como le achacan a Rubalcaba.
Y hay sin duda muchos matices, como señalas, de acuerdo, como por ej. meter ahí la moralidad o amoralidad.
O tratándose de Schopenhauer, cualificar la "Voluntad" de racinalidad o no. En fin, muchas cosas, que no viene mal sacrlas a la luz
Saludos



_________________
Jose Luis
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
gabriel145





Registrado: 01 Ago 2011
Mensajes: 8




MensajePublicado: Vie Abr 27, 2012 4:19 pm    Asunto: bien Responder citando

un poco de historia no cae nada mal jeje..


Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión » Filosofía Todas las horas son GMT
Todas las horas son GMT
Página 1 de 1


 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro



Mapa del sitio - Powered by phpBB © 2001- 2004 phpBB Group
Designed for Trushkin.net | Styles Database

Crear foro phpbb | foros de Politica | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para vps hosting ssd en Desafiohosting.com